Cómo Empezar A Meditar; INICIACIÓN A La Meditación – Remedios Naturales | Remedios Caseros

Cómo Empezar A Meditar; INICIACIÓN A La Meditación

Cómo Empezar A Meditar; INICIACIÓN A La Meditación

En este post vamos a ver cómo iniciarse en la meditación ya que está demostrado que tiene innumerables beneficios para la salud tanto física como mental. Es muy sencillo aprender hacer meditación y en este post vas a ver cómo empezar a meditar en casa o en cualquier sitio en el que puedas o te venga bien hacerlo. Saber cómo empezar a meditar y cómo ir iniciándose poco a poco en la práctica de la meditación es un gran paso para ir alcanzando poco a poco la armonía entre otras cosas.

como empezar a meditar

Aprender a meditar no es algo complicado y cualquier persona que disponga de 10 minutos y un sitio tranquilo donde poder practicarla se puede beneficiar de esta práctica tan saludable.

La meditación es el acto con el que despreocupamos nuestra mente, la vaciamos y experimentados una sensación de calma y paz al desligarnos de nuestros pensamientos y emociones.

Con la meditación podemos conectar con nuestra esencia, cambiar nuestras creencias del subconsciente y en definitiva conseguir ser más felices en la vida al alcanzar un mayor estado de conciencia y paz mental.

Con la meditación conseguimos reducir nuestro nivel de ansiedad,  liberar nuestra mente de los pensamientos que nos atormentan en nuestra vida conectando con nuestro ser interior, el cual está libre de todas esas creencias que hemos ido arraigando a lo largo de nuestra vida.

Pasos para iniciarse en la meditación

Vamos a ver cómo empezar a meditar ya y una vez que hemos visto para qué sirve la meditación (aunque ya lo habíamos visto en el anterior post sobre cómo meditar para lograr objetivos), es la hora de ver 5 aspectos fundamentales que debemos de tener en cuenta a la hora de empezar a meditar:

Tipos de meditación

Existen distintos tipos de meditaciones como son las siguientes:

  • Meditación trascendental: Con ella el pensamiento se permite solo como un flujo, es decir, que no se trata de concentrarse en algo sino que hay que observar los pensamientos como un observador. Normalmente en ella se repite oral o mentalmente algún mantra.
  • Meditación Vipassana: Es la meditación clásica de Buda y se practica con las piernas cruzadas en la posición de loto y con los ojos cerrados. Se busca la nada para así encontrar lo que buscamos. Esta meditación se concentra en la respiración para ahuyentar así los pensamientos.
  • Meditación Zen: Esta meditación se practica en la misma posición que la Vipassana pero en cambio esta se hace con los ojos abiertos. Esta se realiza con un orientador y en los practicantes avanzados se les suele golpear la espalda (nada que ver con un flagelo sino que es un golpe no brusco que se da una sola vez durante la meditación).
  • Meditación Shamadi: Con ella se busca concentrarse en las funciones vitales como los latidos del corazón o la respiración para de ese modo no crear imágenes en la mente o pensamientos.

Estos son algunos tipos de meditación siendo la más común la Vipassana pero hay más.

Establecer un hábito

Es bueno elegir para meditar la mañana y la tarde y establecer un hábito para que mente y cuerpo se acostumbren. La mejor hora del día para meditar es en la mañana y en la tarde.

Del mismo modo el lugar donde practiquemos la meditación debe de ser cómo y aquel que nos permita estar tranquilos y sin interrupciones.

Aprende a respirar

Es básico para que la meditación sea beneficiosa. El aire se inhala por la nariz lentamente y se exhala por la boca también lentamente. La respiración nos permitirá alcanzar un buen nivel de relajación y puede ser el punto en el que nos centremos según que meditación practiquemos, especialmente al principio.

Ejercicio para empezar a meditar

Al principio lo ideal es no obsesionarse tanto con la técnica como sí asegurarnos de que seguimos una serie de pasos correctamente:

  1. Escoge ropa cómoda y ve al lugar donde vayas a meditar asegurándote de que nada ni nadie te molesta.
  2. Empieza por cerrar los ojos y respirar de manera profunda y relajada hasta ir poco a poco relajándote.
  3. Las primeras veces que medites, no lo hagas tumbado para evitar quedarte dormido.
  4. Solo céntrate en tu respiración y en cómo entra el aire despacio por tu nariz y sale lentamente por tu boca.
  5. Durante la meditación seguramente te vendrán recuerdos y pensamientos a la mente. Contempla esos pensamientos sin sentirte mal por haberlos recordado y despídalos para volver a centrarte en tu respiración.
  6. Si los pensamientos vuelven, que es algo normal sobre todo al principio, vuelve a despedirlos a centrarte en la respiración. Con la práctica cada vez vendrán menos pensamientos y te será más fácil estar concentrado en la respiración.
  7. Comienza la primera semana practicando 5 minutos de meditación. Después 10, después 20 y después 30.
  8. Trata de practicar al inicio 5 minutos por la mañana y otros 5 por la tarde.

Video con técnicas para empezar a meditar

COMPARTE NUESTROS CONTENIDOS!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Posted by Susana
  • On mayo 12, 2017
  • 0 Comments
  • 0 likes

0 Comments

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *