Remedios Caseros Para La Debilidad Circulatoria – Remedios Naturales | Remedios Caseros

Remedios Caseros Para La Debilidad Circulatoria

Remedios Caseros Para La Debilidad Circulatoria

La debilidad circulatoria es un problema que trae consigo distintos síntomas como pueden ser sudores, cansancio excesivo o fatiga, vértigos y en algunos casos puede producir hipotensión o disminución de la presión arterial.

Existen remedios para la debilidad circulatoria que son naturales y sencillos de aplicar y que no tienen efectos adversos para tratar este problema naturalmente.

Incluso puede suceder que se produzca una falta de riego en el cerebro y esto suele darse sobre todo cuando estamos de pies.

remedios para curar la debilidad circulatoria

Las causas de la debilidad circulatoria pueden ser el realizar esfuerzos excesivos, sufrir conmociones, alguna herida y algunas más.

Remedios contra la debilidad circulatoria

Espino albar

El espino albar ayuda a regular y mejorar el flujo sanguíneo de forma natural y especialmente el de la arteria coronaria y contiene propiedades antiinflamatorias que evita que se produzcan obstrucciones vasculares y mejorando la circulación sanguínea.

Para tomarlo se puede hacer en infusión o bien en tintura.

Para preparar la infusión se echan en agua hirviendo 2 cucharaditas de bayas de espino albar en la cantidad de una taza de agua. Se retira del fuego y se deja que repose 5 minutos y se han de beber 3 tazas al día durante muchos meses cuando se tiene tendencia a tener este problema.

Si se toma la tintura de espino albar, en ese caso se toman entre 3 y 4 mililitros diarios.

Castaño de las indias

Planta efectiva para tratar de forma natural las varices o para eliminar las hemorroides naturalmente ya que tiene efectos frente a las paredes vasculares.

Es uno de los remedios naturales para la debilidad circulatoria que ayudan y se toma consumiendo 3 veces al día infusiones que elaboramos echando 2 cucharaditas de fruto seco en la cantidad de una taza de agua hirviendo. No hace falta dejarlo hervir y nada más echarlo se retira del fuego rápidamente. Pasados 10 minutos ya se puede beber.

Leche con coñac

Este remedio casero se hace primero poniendo a calentar ¼ de litro de leche junto con una cáscara de limón. Una vez caliente debemos colarlo y añadirle una yema de huevo cruda y 3 cucharadas de coñac.

Se bate a velocidad lenta hasta que obtengamos una especie de espuma y después lo bebemos cuando esté aún en caliente.
Esto podemos tomarlo todos los días hasta notar una mejoría y veamos que los síntomas van desapareciendo.

Ginko biloba

Es una planta que viene muy bien para mejorar los problemas de circulación en general y que estimula la función cerebral mejorando el riego sanguíneo que llega al cerebro.

Se elabora una infusión de la cual tomaremos a lo largo del día 3 tazas y echando unos 40 o 50 gramos de hojas por cada litro de agua.

Cuando rompa a hervir añadimos las hojas del Ginko y apartamos el recipiente del fuego. Después solo tenemos que dejar que reposen 10 minutos para bebernos la primera taza del día.

Tumbarse con los pies en alto

Muchas veces con solamente tumbarnos colocando las piernas en alto es suficiente para corregir este problema ya que se favorece que la sangre circule hacia la cabeza.

Baños de frio y calor

Un remedio para mejorar la circulación de la sangre muy conocido es el de darse baños en los pies alternando calor y frío y también se puede hacer con los brazos.

Es una buena forma de mejorar la debilidad circulatoria ya que esto hace que se contraigan y dilaten los vasos sanguíneos y capilares favoreciendo la buena circulación de la sangre.

Otros remedios y soluciones naturales para la debilidad circulatoria

  • Comer productos vegetales (frutas, verduras, semillas) y siempre que sea posible ecológicos
  • Reducir el consumo todo lo posible de alimentos de origen animal
  • Tratar de usar poco las calefacciones en la medida de lo posible
  • Reducir el estrés practicando actividades como la meditación, el deporte o el yoga
  • Visualizarse con energía y vitalidad (se puede hacer cuando meditamos)
  • No reprimas tus emociones, sonríe o llora pero no las contengas
COMPARTE NUESTROS CONTENIDOS!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
  • Posted by Susana
  • On marzo 4, 2016
  • 0 Comments
  • 0 likes

0 Comments

Leave Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *